MENÚ

Tal día como hoy ... 20 de agosto

Esta sección de la web nace con el único objetivo de acercar diariamente al lector a la historia de la bimilenaria e inmortal ciudad de Zaragoza a través de su larga tradición eclesial y de la ferviente devoción popular plasmada, principalmente, en la vida de sus cofradías y hermandades. Con la conmemoración de una de las tantas efemérides que se conmemoran cada día, buscamos una excusa con la que dar a conocer, aunque sea a través de unas breves líneas, lo que a lo largo de los siglos nos ha llevado a ser lo que somos: cofrades de Zaragoza
.

TAL DÍA COMO HOY 20 DE AGOSTO DE ... 1814
Los frailes Mínimos, junto a la Venerable Orden Tercera de San Francisco de Paula y la Cofradía de Nuestra Señora de la Salud, retornaban al  Convento de la Victoria tras los Sitios.

En los meses posteriores al fin de la ocupación francesa, en Zaragoza se multiplicarían las procesiones y rosarios públicos organizados como acción de gracias por la liberación «de los enemigos del nombre cristiano» -que diría Casamayor- sirviendo además, muchos de ellos, para parroquias, comunidades religiosas y cofradías como solemne retorno a sus respectivas sedes que habían tenido que abandonar durante la cruel contienda.

Uno de los más multitudinarios actos sería protagonizado por la comunidad de frailes mínimos que regresaría desde la Parroquia de San Pablo, donde se habían tenido que trasladar, hasta la iglesia de su Convento de la Victoria lugar que, pese a que en los Sitios había servido de cuartel y refugio de los zaragozanos padeciendo feroces ataques del enemigo, lograría mantenerse en pie para que, solventando los más graves desperfectos «y aunque sin más altares, ni otra cosa que el retablo mayor», pudiera tornar al mismo la vida religiosa.

En la detallada descripción hecha por Faustino Casamayor se señala que la procesión iba encabezada por el Rosario de San Pablo «con dos de sus mejores estandartes y grandes faroles» conformándose el núcleo del cortejo por «un numeroso concurso de gentes todos con luces» y por las imágenes de “Nuestra Señora de la Salud” portada por los miembros de su Hermandad de mancebos sogueros y alpargateros (fundada en 1677) y la del Santo Patriarca San Francisco de Paula, que había permanecido durante este tiempo en la Iglesia de los Escolapios, y que profusamente ornamentada de flores sería conducida por los componentes de su Venerable Orden Tercera.

Portándose también el Santísimo Sacramento «bajo Palio cuyas varas llevaron tres Escolapios y tres Victorios» la procesión abandonaría San Pablo para recorrer «la Ceacería, Azoque y Calle de la Dama hasta las cuatro esquinas de la Victoria» a cuya Iglesia se accedería por la puerta grande, procediéndose entonces a reservar el Santísimo y a cantar, por parte de la Capilla de Música de La Seo, un “Te Deum” y los gozos a San Francisco de Paula.

Bibliografía: Casamayor y Zeballos, Faustino: "Años Políticos e Históricos de las cosas más particulares ocurridas en la Ymperial Augusta y Siempre Heroica Ciudad de Zaragoza. Contiene lo sucedido en el año de 1814". Manuscrito autógrafo conservado en el Repositorio Institucional de Documentos de la Universidad de Zaragoza. Signatura M-128.

Licencia Creative Commons El texto "Tal día como hoy ... 20 de agosto" creado por David Beneded Blázquez para www.jesusdelahumillacion.org, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 España. Zaragoza, 2015.

Imagen principal: Litografía de "Nuestra Señora de la Salud" publicada en el libro de "Ordinaciones de la Hermandad de Nuestra Señora de la Salud de sogueros y alpargateros de la ciudad de Zaragoza" (1667-1758).