MENÚ

Tal día como hoy ... 11 de mayo

Esta sección de la web nace con el único objetivo de acercar diariamente al lector a la historia de la bimilenaria e inmortal ciudad de Zaragoza a través de su larga tradición eclesial y de la ferviente devoción popular plasmada, principalmente, en la vida de sus cofradías y hermandades. Con la conmemoración de una de las tantas efemérides que se conmemoran cada día, buscamos una excusa con la que dar a conocer, aunque sea a través de unas breves líneas, lo que a lo largo de los siglos nos ha llevado a ser lo que somos: cofrades de Zaragoza
.

TAL DÍA COMO HOY 11 DE MAYO DE ... 1287
Tras haber iniciado su vida monástica los Frailes Menores de la Orden de San Francisco en su nuevo Convento situado en el casco urbano de la ciudad, el infante Don Pedro de Aragón colocaba solemnemente “con sus augustas manos” la primera piedra para la construcción de la Iglesia.

Tras permanecer, desde su llegada a Zaragoza en 1219, en su primera residencia ubicada a 300 metros de la muralla, en la llamada “Morería”, los Frailes Menores obtendrían en 1277 el beneplácito pontificio de Calixto III para poder trasladarse a los terrenos del convento que había regentado, hasta entonces, la extinguida orden de religiosos de la Penitencia de Jesús. Ejecutada la traslación a la nueva sede el 1 de mayo de 1286, pronto emprenderían la elevación de la iglesia gracias a las generosas contribuciones del propio Obispo cesaraugustano Don Hugo de Mataplana y del infante Don Pedro, hijo éste de D. Pedro el Grande y Dª Constanza y cuyo confesor era un sabio franciscano llamado Fray Romeo Ortiz.

Un templo que, con los siglos y hasta su destrucción en los “Sitios”, se convertiría en uno de los centros más populares de la vida religiosa de la ciudad. Con unas más que estimables dimensiones, con 96 metros de largo (la actual Basílica del Pilar, por ejemplo, tiene 130 metros) su fábrica no llegaría a rematarse hasta el año 1399 solventando grandes momentos de crisis como la gran epidemia que asolaría la ciudad en 1340. Sus amplias naves acogerían numerosas capillas en las que no sólo se emplazaron suntuosos mausoleos para algunos de los personajes más ilustres de la época (comenzando por el propio infante y el obispo Hugo) sino en las que también erigieron su sede cofradías como la de Nuestra Señora de los Ángeles o la Hermandad de la Sangre de Cristo amén de un buen número de cofradías gremiales.

Bibliografía: Longás Otín, Luis: "Los conventos de franciscanos y capuchinos en la defensa de los Sitios de Zaragoza". Asociación Cultural los Sitios de Zaragoza, 2008.

Licencia Creative Commons El texto "Tal día como hoy ... 11 de mayo" creado por David Beneded Blázquez para www.jesusdelahumillacion.org, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 España. Zaragoza, 2015.

Imagen principal: "Vista de la calle del Coso después del primer Sitio". Grabado colección "Ruinas de Zaragoza".