Introducción a la unidad

Imagen de la actividad

Cruces, velas, estandartes, banderines y pebeteros, medallas, hábitos blancos, capas negras, bonetes, capirotes y terceroles, hermanas de mantilla, un aguamanil, el corazón traspasado de María.

Claveles rojos, rosas blancas, aroma a incienso, silencios, tambores, bombos y cornetas, jotas en la noche del Miercoles Santo…

¿Por qué hacen falta las palabras si los símbolos son tan elocuentes?.

En esta cuarta unidad vamos a intentar profundizar en el significado de los símbolos, los humanos, los religiosos, los cristianos y los cofrades. Símbolos que nos identifican como miembros de la Iglesia y de nuestra Cofradía.

En primer lugar veremos brevemente el origen de la simbología en la que vive el ser humano y una pequeña introducción a la iconografía cristiana. Y en segundo lugar conoceremos los principales símbolos de nuestra Cofradía (escudo, hábito penitencial, atributos procesionales) conociendo el significado que todos estos símbolos tienen y cómo ayudan a comunicar al exterior nuestra identidad cofrade y cristiana e internamente a conformar nuestra idiosincrasia particular, nuestro ADN.