MENÚ

Fotografía principal: paso de “María Santísima de la Amargura” durante su salida procesional (fotografía Jorge Sánchez). Fotografías secundarias: diferentes momentos de la procesión: la Virgen en el interior de la Parroquia de San Felipe, celebración del “Acto de la Amargura” en la Plaza de San Roque y retorno de la procesión a nuestra sede canónica (fotografías de Pedro Lobera).

A las nueve y media de la noche del Miércoles Santo se inicia desde nuestra Parroquia la segunda de nuestras salidas procesionales en la que portamos a nuestra Cotitular mariana, puesto que es la procesión que lleva su nombre, la “Procesión de María Santísima de la Amargura”. Procesión muy asentada ya en el panorama cofrade zaragozano pero que es fruto de una evolución continuada desde incluso antes de nuestra fundación.

Con salida desde nuestra Parroquia, la procesión recorre las principales calles del casco histórico hasta llegar a la Plaza de San Roque donde, a los pies de la Iglesia de Santo Tomás de Villanueva (también conocida popularmente como la “Mantería”) y sobre las once de la noche, tiene lugar el "Acto de la Amargura" en el que recordamos y acompañamos a nuestra Madre, la Virgen María.

Pero no siempre fue así, puesto que el origen de esta procesión se remonta, como en otras muchas ocasiones en la historia de nuestra Cofradía, a la procesión organizada por la Real Cofradía del Stmo. Rosario de Ntra. Sra. del Pilar el 12 de abril de 1990 cuando, a la una de la madrugada del Jueves Santo y partiendo de la Iglesia de San Felipe, se recorría las calles de “El Tubo” portando en una peana la imagen del Santísimo Cristo de los Mártires hasta la Parroquia de San Gil Abad.

Posteriormente, ya con la fundación de nuestra Cofradía se continuó portando esta imagen, ya conocida como el “Cristo del Tubo”, en una procesión que servía de traslado de la imagen de María Santísima de la Amargura desde el Convento de las Clarisas de Santa Catalina (lugar en donde era venerada durante todo el año) hasta nuestra sede canónica con objeto de participar en los actos de la Cofradía durante los días del Triduo Pascual, especialmente, en la tarde del Sábado Santo cuando tenía lugar su procesión titular. Y es que, hasta la Semana Santa de 1997, la Cofradía realizaba una tercera procesión propia en la tarde del Sábado Santo que era la que originariamente tenía la denominación de “Procesión de María Santísima de la Amargura”. Procesión cimentada también en la procesión de carácter mariano que la Real Cofradía del Stmo. Rosario instaurara primero bajo la denominación de la “Procesión de la Soledad” y posteriormente, como “Procesión de la Santísima Virgen en el Dolor de los Misterios del Rosario”.

A raíz de la supresión de la procesión sabatina, la Cofradía reorganizó la que organizaba el Miércoles Santo, otorgándole la relevancia que requería. Al cambio de recorrido, eliminando el paso por el Convento de Santa Catalina y acudiendo con la peana del Cristo de los Mártires a la Plaza de San Roque donde se incorporaba el paso cotitular y se celebraba el “Acto de la Amargura”. Desarrollo este que continuó hasta la Semana Santa de 2004, puesto que con fecha 7 de noviembre de ese año 2004, el Capítulo General de Hermanos adoptó la decisión de organizar la procesión tal y como se realiza actualmente. Es decir, portando a “María Santísima de la Amargura” desde la misma salida y dejándolo de hacer la peana del “Cristo de los Mártires”.

La procesión actualmente comienza en el interior de la Parroquia de San Felipe, con la realización de un pequeño acto de oración y meditación con el fin de prepararnos espiritualmente, incluyendo la imploración a nuestra Madre por parte del Hermano Mayor en nombre de todos los hermanos de la Cofradía. Tras la salida, la procesión recorre las siguientes calles: Plaza de San Felipe, Gil Berges, Fuenclara, Alfonso I, Méndez Núñez, Ossaú, Estébanes, D. Jaime I, Josefa Amar y Borbón, San Miguel, cruzar Paseo Independencia, Cinco de Marzo, Plaza Salamero, Teniente Coronel Valenzuela, Coso, Plaza de San Roque donde se celebra, como ya hemos indicado el “Acto de la Amargura” prosiguiendo a su finalización el recorrido por las calles Coso, Alfonso I, Torrenueva, Plaza San Felipe, finalizando en la Parroquia de San Felipe alrededor de las doce y media de la noche.

A lo largo del itinerario se realizan varias estaciones de oración rematadas por ese otro modo de rezar que es el canto de jota y, llegados a la Plaza de San Roque, alrededor de las once y media de la noche, se celebra el “Acto de la Amargura”.

 

Licencia Creative Commons El texto "Procesión de la Amargura" creado por David Beneded Blázquez para www.jesusdelahumillacion.org, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 España. Zaragoza, 2007-2018.

Fotografía principal: paso de “María Santísima de la Amargura” durante su salida procesional (fotografía Jorge Sánchez). Fotografías secundarias: diferentes momentos de la procesión: la Virgen en el interior de la Parroquia de San Felipe, celebración del “Acto de la Amargura” en la Plaza de San Roque y retorno de la procesión a nuestra sede canónica (fotografías de Pedro Lobera).