MENÚ

Fotografía principal: hábito y medalla de la Cofradía durante una representación el Domingo de Resurrección (fotografía de David Beneded). Fotografías secundarias: hermanos portadores de paso usando el capirotes como prenda de cabeza (fotografía de Manuel Pelet); bonete “español” usado por los miembros de la Sección Infantil (fotografía de presentada al concurso de tarjetas de la Sección de Instrumentos de 2014); hermano “de bombo” ataviado con el tercerol (fotografía de Manuel Pelet).

Los hermanos de la Cofradía somos seguidores de quien, pudiendo tener otra suerte, se identifica con la condición de los pobres, a quienes anunció preferentemente el Reino y llamó bienaventurados; de quien hizo de la pobreza y de la sencillez no un signo de miseria y desgracias humanas, sino una actitud de amor y de libertad, en orden a compartir los bienes de la Tierra, y una condición para participar del Reino.

Por eso, cada día debemos ser conscientes de que el Mensaje al mundo de Cristo se apoya en la Caridad hacia todos y, fieles al Evangelio y a las indicaciones de la Iglesia, debemos tratar de concienciarnos y hacernos partícipes en la lucha contra la pobreza y otras problemáticas sociales, rechazando todo cuanto produce y fomente la injusticia y la opresión, la marginación y la violencia, esforzándonos por eliminar sus causas y comprometiéndonos a restablecer y renovar la mente y las costumbres en que vivimos, trabajando por hacerlas más conformes a las exigencias evangélicas de libertad, justicia y fraternidad.

Una ética fiel a nuestras creencias, debe ser coherente también con la defensa del don de la vida, rechazando toda práctica que atente contra la dignidad de la vida de las personas, desterrando los fermentos del egoísmo y de la muerte. Y debe serlo en toda su dimensión universal que, también, nos obliga a amar, cuidar y respetar el planeta como lugar común, “casa de hermandad” de todos los hombres y mujeres del mundo, imagen del mismo Dios.

Hacer nuestra “base asistencial” conforme a las necesidades de un mundo globalizado y empobrecido en sus dos terceras partes; austeridad de vida y justa distribución de los recursos para poder ayudar eficazmente a los más desfavorecidos.

Pero nuestra ayuda individual, a veces no basta. Es muy necesaria la coordinación con instituciones solidarias que ya poseen experiencia, sensibilidad social y las estructuras precisas para orientar nuestro compromiso asistencial.

Por eso, a lo largo del año la vocalía de Acción Social de la Cofradía organiza diferentes acciones y campañas, tales como:

- Campaña de Navidad
Desde nuestra fundación, la Cofradía siempre ha organizado durante las semanas previas a la Navidad una campaña destinada a paliar algunas de las necesidades de las personas del entorno de San Felipe, destinando lo recogido a Cáritas parroquial. Esta colaboración ha ido variando su forma, año tras año, hasta llegar a ser una campaña dedicada especialmente para niños en situación de precariedad y sus familias, recogiéndose así alimentos infantiles, ropa de cama (toallas, sábanas, mantas...), pañales y productos de higiene así como juguetes, juegos didácticos e incluso material escolar que también se entregan a otras instituciones.

- Ensayo solidario
La sección de instrumentos es uno de los grupos más nutridos y activos de la Cofradía por lo que resulta fundamental su participación e implicación en cualquier iniciativa de acción social. Durante uno de los domingos de Cuaresma, cuando se llevan a cabo los ensayos generales, se organiza un “ensayo solidario” a beneficio del “Banco de Alimentos de Zaragoza” recogiéndose principalmente leche, cacao en polvo y conservas de pescado (atún, mejillones, sardinas...).

- Visita a los mayores
También en colaboración con la sección de instrumentos, junto a todos aquellos hermanos de la Cofradía que así lo desean, durante los días previos a Semana Santa se realiza una visita a la residencia “SARquavitae Zalfonada”, donde se interpreta una breve muestra de nuestras marchas procesionales tratando que este pequeño pero entrañable acto, sirva para acercarnos a ese objetivo que nos proponía el Papa Francisco: «¡Cuánto quisiera una Iglesia que desafía la cultura del descarte con la alegría desbordante de un nuevo abrazo entre los jóvenes y los ancianos!».

- Acción Social permanente
Campaña permanente bajo el lema “Solidaridad: redescubrir su belleza”. Y es que como nos transmitía el Papa Francisco, igual que la Fe necesita el apoyo de los demás especialmente en los momentos difíciles... qué reconfortante es apoyar a otras personas en otro tipo de necesidades materiales que sufre nuestra sociedad. Desde la vocalía se nos anima a preparar, en cualquier momento del año, nuestras donaciones de ropa, juguetes, medicamentos, material escolar o cualquier otra aportación, que siempre será bien recibida. Para ello, los hermanos de la Cofradía pueden pasar por la sede social y dejar aportaciones, o acercarse directamente a llevarlo a los distintos sitios de recogida, como por ejemplo: en la Hermandad del Refugio (C/ Crespo Agüero, 1); el albergue municipal (C/ Alonso V, 30): sobre todo ropa de cama y ropa de caballero; en la Parroquia del Carmen (Pº María Agustín, 8), para su comedor social; en el centro social San Antonio de Padua (C/ Fray Julián Garas, 1), ropa y calzado…

En cualquier caso, no debemos olvidar que no sólo de pan vive el hombre; las prestaciones y donaciones económicas están bien pero son impersonales; todos necesitamos que se nos trate como personas. La verdadera ayuda hace que quiénes la reciben sean protagonistas de su desarrollo, de su propia vida; no los tratan como objetos de nuestra bondad, sino como hijos de Dios que con su vida y su generosidad transforman nuestro corazón y la sociedad entera. Un proyecto de ayuda a los más necesitados que precise de nuestra participación física y de un compromiso periódico es el instrumento que encauza verdaderamente nuestra solidaridad cristiana.

Que aprovechemos el generoso caudal de vida que es la Cofradía en la que podemos compartir tiempo, salud, amistad, palabras, tristezas y alegrías; en la que podemos acompañar a los que están solos, velar a los que necesitan ser cuidados, atender siempre a quien más sufre. Porque vivir la SOLIDARIDAD es lo que construye la sociedad, es la búsqueda del bien común.

Licencia Creative Commons El texto "Una fe solidaria y comprometida" creado para www.jesusdelahumillacion.org, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 España. Zaragoza, 2017.

Fotografía principal: desarrollo del "Ensayo Solidario" a beneficio del "Banco de Alimentos de Zaragoza" (David Beneded). Fotografías secundarias: bolsas recogidas para una de las campañas de Navidad (fotografía de José Ignacio Giménez); visita de la sección de instrumentos a la residencia (fotografía de Sergio Herrero); carteles anunciadores de la celebración del "ensayo solidario" en la Cuaresma de 2017 (fotografía de David Beneded).